Las carteras recomendadas por Finizens se componen de productos financieros que pertenecen a distintas categorías, dependiendo principalmente tanto de la tipología de entidades abarcadas (empresas, gobiernos, etc...) y de la clase de activo (bonos, acciones, etc...), como de la región del mundo foco de la inversión.

Fondos índices en acciones:

Las carteras incluyen fondos índices que combinan una extensa selección de acciones de diversas áreas geográficas: Estados Unidos, Europa, Mercados Emergentes y Japón.

  • Renta Variable Estados Unidos: participación en la propiedad de empresas con sede en Estados Unidos
  • Renta Variable Europa: participación en la propiedad de compañías con domicilio en Europa.
  • Renta Variable Mercados Emergentes: participación en la propiedad de empresas con sede en China, Brasil o India, entre otros países.
  • Renta Variable Japón: participación en la propiedad de empresas con sede en Japón.

Fondos índices y ETFs en bonos:

Las carteras incluyen fondos índices y ETFs que reúnen una amplia recopilación de bonos de estas áreas geográficas: Europa y Estados Unidos.

  • Bonos Gobiernos Europeos: deuda emitida por los gobiernos de la zona Euro (Italia, Francia, Alemania, España, Holanda y Bélgica principalmente).
  • Bonos Corporativos Europeos: deuda emitida por las empresas europeas con una alta calidad crediticia (“investment grade” en inglés).
  • Renta Fija Global Agregada: engloba tanto los bonos emitidos por los gobiernos  como la deuda emitida por empresas con una alta calidad crediticia (“investment grade” en inglés).

ETFs de bienes reales:

Respecto a este tipo de instrumento hemos considerado dos categorías de activo distintas: oro físico y bienes raíces (“REIT” en inglés).

¿Encontró su respuesta?