El objetivo fundamental de la diversificación es suavizar los eventos de riesgo no sistemáticos en una cartera, por lo que el desempeño positivo de algunas inversiones neutraliza el desempeño negativo de otras. Y cuanto mayor sea la diversificación de una cartera, mayor será el valor añadido que de el gestor. Para aplicar este concepto fundamental en la gestión de riesgos, las carteras Finizens incluyen diferentes tipos de activos (renta variable, renta fija, bienes reales, como el oro o el inmobiliario, y liquidez), diferentes áreas geográficas (Estados Unidos, Europa, Países Emergentes y Japón) y por último,  por número de posiciones (las carteras contienen aproximadamente 14.200 títulos) al invertir en índices que replican los diferentes mercados. Diversificación, por la cual, actualmente entendemos que nuestras carteras poseen la mayor diversificación entre tipos de activos de todo el mercado de gestión pasiva en España y por tanto mayor valor añadido a la hora de reducir el riesgo de tus inversiones

¿Encontró su respuesta?