El abanico de inversión que cubren nuestras carteras está diseñado con el objetivo de reflejar los diferentes niveles de riesgo. Como paradigma de riesgo utilizamos la volatilidad histórica de cada categoría de activo, donde las carteras caracterizadas por niveles de riesgo mayores también han ido generando históricamente una mayor rentabilidad.

En general, las carteras con mayor nivel de riesgo tienden a incorporar una mayor proporción de las clases de activos que han sido volátiles en el pasado, como por ejemplo las acciones y los bienes reales, y en una menor proporción activos históricamente menos volátiles como han sido los bonos.

Procedimiento de asignación de activos


Para que cada una de las carteras esté acorde con un perfil de riesgo específico, seguimos el siguiente procedimiento de asignación de activos:

Ponderación por clase de activo. Se define el peso a asignar a cada clase de activo basado en el análisis de su evolución histórica, fijando umbrales de asignación mínima con el objetivo de mantener la máxima diversificación posible.

Ponderación por área geográfica. Dentro de cada clase de activos pesamos la exposición geográfica de acuerdo a los siguientes criterios con el objetivo de tener una distribución equilibrada y que refleje las realidades de la economía global:

  • Para delimitar los pesos de las categorías que componen el tipo de activo de renta variable, hemos evaluado estas variables para cada región geográfica de relevancia:
  1. Pesos asignados a los países según el índice “MSCI AC World”
  2. Las ganancias generadas por las empresas de estos países ajustadas por los ciclos económicos
  3. PIB de los países
  4. Población
  5. Sesgo hacia Europa o “home bias”
  • En cuantoa a la renta fija, hemos tomado como referencia la distribución de los activos adoptada en el índice “Barclays Global Aggregate Bond Index”, con un sesgo hacia Europa.
  • Para finalizar, los bienes reales (Oro y bienes inmobiliarios) se han distribuido de manera homogénea.

Adicionalmente, para cumplir con la normativa vigente, los Planes de Pensiones tienen un límite máximo de un 20% de concentración de la cartera en una misma gestora.

Como resultado las carteras recomendadas por Finizens se encuentran altamente diversificadas a nivel mundial entre las diversas zonas geográficas, mercados y clases de activos.

Todas las carteras están compuestas de todas las categorías de activos, variando únicamente el peso asignado a cada una de ellas. Estos pesos estarán determinados por el nivel de riesgo de las carteras basado en los criterios de ponderación expuestos anteriormente.

¿Encontró su respuesta?