Finizens mantiene una cuota no invertida que oscila alrededor del 1% del valor total de la cartera, para cubrir los gastos futuros de gestión y de custodia, sin resembolsar fondos de inversión.

En relación a las nuevas aportaciones de efectivo en tu cuenta, se invertirán cuando se alcance un saldo mínimo de 300 euros. 

¿Encontró su respuesta?