En el caso improbable de que Caser Pensiones cesara su actividad, tus fondos no se verían afectados.

Tu plan de pensiones pasaría a ser gestionado por otra entidad gestora, bajo la supervisión del Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, y seguiría funcionando como antes.

Además, la propia DGSFP se encarga de adoptar medidas preventivas para evitar la insolvencia de las entidades gestoras, pudiendo llegar a sancionar y hasta a desautorizarlas en supuestos de falta de solvencia mínima.

¿Encontró su respuesta?