Los gastos de brokeraje representan aquellas comisiones cobradas por los intermediarios financieros para llevar a cabo operaciones de compraventa de valores. Por lo general, son un coste variable en función de la cantidad y tipología de transacciones efectuadas.

Estos gastos históricamente han sido expresados de manera poco transparente, y en ocasiones su alcance ha sido ocultado por los actores de la industria de gestión de activos. Sin embargo, pueden tener un impacto significativo sobre la rentabilidad de tus inversiones

Pese a la naturaleza “variable” de estos costes, las carteras recomendadas por Finizens tratan de minimizar estos costes para que tu rentabilidad se vea finalmente incrementada. Este objetivo se persigue principalmente optimizando la frecuencia de rebalanceo de las carteras, con el fin de hallar un compromiso óptimo entre gastos incurridos y alineación de tus inversiones con tu perfil de riesgo.

¿Encontró su respuesta?