En igualdad de condiciones, la rentabilidad obtenida por las carteras de inversión recomendadas por Finizens en el largo plazo (simulación mediante el análisis de datos históricos, en inglés “backtesting”) ha sido históricamente superior a la media de su categoría por varios factores, entre los cuales podemos destacar:

  • Las carteras están compuestas por productos financieros indexados, con comisiones significativamente más bajas que la media (menos comisiones = más rentabilidad).
  • Se realiza una adecuada diversificación entre los diferentes tipos de activos que componen las carteras, mitigando así el riesgo a posibles pérdidas (más diversificación = menos riesgo).
  • Se efectúa un reajuste sistemático de la composición de las carteras (o “rebalanceo”, en inglés “rebalancing”), optimizando así tu exposición al riesgo y a las fluctuaciones de mercado a lo largo del tiempo.
¿Encontró su respuesta?